viernes, 31 de enero de 2014

MMD

No es mérito mío, sino, en todo caso, de la Magnánima Misericordia de Dios, que se haya alcanzado en este diario el número de 2.500 anotaciones.

Y muchas gracias a quienes, leyéndolo y comentándolo (o no), han ayudado a conseguirlo.

Laus Deo.

3 comentarios:

  1. ¡Enhorabuena por ellos! ¡Y a seguir adelante..!

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades!!! (la tableta no me deja poner el signo de admiración de apertura, sorry).

    Seguiremos leyéndote, aunque no siempre comprendiéndote ;-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar