miércoles, 30 de mayo de 2012

Y ahora, ¿dónde los pongo?: No sólo de lectura

Hace una semana, asistí a una nueva sesión del Club de Lectura de Casa del Libro, en el Paseo de Ruzafa (antes Calvo Sotelo), en el centro de Valencia.

Naturalmente, algo me traje.




Bueno, y también para la siguiente sesión, un finalista, y el elegido.

Créditos:
Portadas de los libros en cuestión.

Para pensar bien, hay que concentrarse

Faltan diez días para que tenga lugar una concentración en Madrid, en la Plaza de Colón, convocada por Voces contra el Terrorismo, concentración que, en realidad, no tendría que haber hecho falta.


Y es que, cuando falta lo que falta, nada sobra.

Créditos:
Banner sobre la concentración tomado de la anotación de elentir, a quien se le agradece el trabajo.

Para ir como… la seda


Créditos:
Anuncio de Sederías de Lyon S.A. a toda plana publicado en la página 48 del ABC del 5 de junio de1931.

Lo primero fue... el orfebre

Hoy el doodle de Google es un homenaje al 166º aniversario del nacimiento de Fabergé, orfebre ruso, en la forma de su obra más conocida, los huevos de Pascua.
Peter Carl Fabergé, aunque en ruso perdía el ‘Peter’ y aparecía el patronímico (Karl Gustavovich Fabergé o Карл Густавович Фаберже – su padre se llamaba Gustav), no obstante, nació en realidad un 18 de mayo, como ya, más o menos, sabemos, pero no es ésta la causa principal de a anotación.

La causa es que el tal Fabergé no ha necesitado ser recordado hoy para mucha gente. Hay un grupo de especialistas o aficionados para el cual era conocido, al menos, desde hace 29 años; en efecto… los cinéfilos.

Y es que Fabergé, o, en concreto, sus creaciones de Pascua, forma parte de la trama de una película… de James Bond: Octopussy, la penúltima de Roger Moore, con unos títulos de crédito de Maurice Binder, y una canción en los mismos de John Barry cantada por Rita Coolidge, en el más puro estilo bondiano.


Créditos:
Imagen del doodle creado por Google para conmemorar el nacimiento de Fabergé.

martes, 29 de mayo de 2012

Avisando del futuro, denunciando el pasado

El orgullo racial de Hitler proviene de la Reforma, por veinte razones: porque divide la cristiandad y profundiza todavía más esas divisiones; porque es fatalista como el calvinismo y hace que la superioridad no sea electiva, sino impuesta; porque es césaro-papista, y pone el Estado sobre la Iglesia, como pretendía Enrique VIII; porque es inmoral, siendo un innovador de conductas morales que tocan temas como la esterilización y la eugenesia; porque es subjetivo, sometiendo el hecho previo al capricho personal, como cuando pide un Dios alemán, o declara que la revelación católica no es acorde con el temperamento alemán –como si yo fuera a decir que el sistema solar no es acorde al gusto chestertoniano–. No pido disculpas, por lo tanto, por decir que esta catástrofe histórica se deba a la herejía, y no puedo ver que ni siquiera un anglo-católico pueda defender su propia pretensión de ortodoxia negándolo.

Ahí es nada: no sólo denuncia sino que define el origen… ¡en 1935!

Créditos:
Extracto del artículo ¿Dónde está la paradoja?, según traducción de Ana Nuño y Mariano Vázquez Alonso, incluido en la obra El manantial y la ciénaga, publicada en 1935, y recogida en el recopilatorio de G. K. Chesterton, que con el título Por qué soy católico, editó El buey mudo en 2009 (pág. 682).

Publicidad ¿engañosa?

En su día, Galerías Preciados, recién entrada en el imperio Rumasa, tuvo una campaña publicitaria de relanzamiento de los grandes almacenes con el lema «Estamos cambiando».

Poco después, el PSOE ganó las elecciones generales, y tras sólo dos meses y medio en el Gobierno, expropió a las bravas el conjunto de Rumasa, incluyendo en la bravura Galerías Preciados. ¡Ah! El lema del PSOE en esas elecciones de 1982 fue «Por el cambio».

Este pasado otoño hubo una campaña de promoción, para captar nuevas cuentas y fondos, de Bankia. El folleto correspondiente tenía la portada que acompaña estas líneas.

Y hasta aquí puedo leer.

Créditos:
Portada y contraportada del folleto publicitario de la promoción.

El iceberg, ¿se va o llega?

El pasado viernes día 25 hubo dos noticias que no tenían por qué estar relacionadas.

Por un lado, se cumplían 117 años del momento en que un ingeniero alemán obtenía la licuación del aire, aplicando un método que desde entonces lleva su nombre, y que constituyó la base de la moderna industria del frío.

Por otro lado, el Gobierno nombraba un nuevo consejero en el Banco de España.

La casualidad ha querido que el ingeniero se llamara Karl von Linde, y el nuevo consejero, Luis Linde.

Y lo curioso es que, coincidiendo con ello, el vigente Gobernador del Banco de España, se ha quedado helado, y ha dimitido. Como sucesor, quien suena, tal vez como los bloques de hielo al cuartearse, es, precisamente, Linde.
Lo que ya no sé es si se trata de una cuestión de rostro, quiero decir, como los que figuran en la sede del Banco de España, en su fachada de la calle de Alcalá, la aplicación de unos criterios de contabilidad ‘clásica’ o de contabilidad ‘imaginativa o creativa’.

Créditos:
Montaje de de fotografías de dos de los rostros de la fachada del Banco de España, realizadas en junio de 2009, del autor.

Muy real a fuer de muy actual

Habiéndome pedido especialmente la BBC, para gran beneficio de su relativamente sólido sentido de la libertad, que expresara lo que pienso del catolicismo, yo divulgué el secreto de que lo creo verdadero, y por lo tanto dije que toda cultura, por grande que sea, al apartarse de él en cualquier dirección cae en el error. Comprendo muy bien que el deseo de ser justo o amistoso puede llevar a alguno a deplorar esta revelación; pero no creo que le haga ningún bien a nadie, y menos a los ingleses, blanquear o esconder los malos resultados de la herejía en la historia. Por eso me sentí algo sorprendido cuando un colaborador llamó a mi trabajo «una nota sectaria». De alguna manera, no esperaba que nadie en el Catholic Herald llamara secta a la Iglesia católica.

Conviene recordar, para todos aquellos que, en muchas ocasiones, vivimos más pendientes de la actualidad que de la realidad, que hoy es el centésimo trigésimo octavo cumpleaños de Gilbert Keith Chesterton.

Créditos:
Párrafo final del artículo Por qué los protestantes prohíben, según traducción de Ana Nuño y Mariano Vázquez Alonso, incluido en la obra El manantial y la ciénaga, publicada en 1935, y recogida en el recopilatorio de G. K. Chesterton, que con el título Por qué soy católico, editó El buey mudo en 2009 (pág. 676).
Fotografía de G. K. Chesterton publicada en ABCD (Suplemento cultural de ABC).

lunes, 28 de mayo de 2012

Palabras… incendiarias

Apenas nacida la nueva etapa se sintieron en su propia casa demagogos extremistas y ateos rabiosos. Una ojeada a la prensa y a la oratoria política de aquellas calendas convence de inmediato al lector más neutral de los propósitos terroristas y la incapacidad de convivencia de la extrema izquierda.
La primera gran quema de conventos, porque incendios esporádicos no faltaron en todo el quinquenio, acaece antes de un mes de promulgada la República, exactamente el 11 de mayo de 1931. Casi un centenar, entre templos y casas religiosas, fueron pasto de las llamas en tres días de barbarie popular. No le quedan al historiador actas judiciales de un proceso que no llegó a iniciarse contra los autores de tales desmanes. Ya esta ausencia de formal intervención de la autoridad judicial denuncia de por sí que el gobierno rehuía aclaraciones excesivas de lo ocurrido. Consta también que la censura oficial impidió a los periódicos de orientación católica dar la versión justa de los hechos, mientras la prensa opuesta ofrecía a su clientela las más pintorescas interpretaciones.

Créditos:
Extracto del Apartado I. El pueblo quema y el Gobierno legisla, del Capítulo 2 El laicismo agresivo de la segunda República, en la Primera Parte, La Iglesia, fuera de la ley, de la obra de Antonio Montero Moreno Historia de la persecución religiosa en España 1936-1939, tomado de la primera edición (1961) en la Biblioteca de Autores Cristianos (pág. 25)
Imagen de la fotografía de la iglesia de los Jesuitas, en la c/ Flor de Madrid, en llamas por la turba, y pie de foto, publicados en ABC el 18 de julio de 1957, tomada de la hemeroteca del periódico en internet.

domingo, 27 de mayo de 2012

Esto es tener mordiente

Hace dos semanas finalizó la Liga de Primera División de Fútbol. Uno de los resultados (y su consecuencia) más significativos de esta temporada se produjo justo en la última jornada: el Levante UD vencía al Athletic de Bilbao, y conseguía así clasificarse para la antigua Copa de la UEFA, es decir, entraba en Europa, que dicen.

Una cosa del partido fue, en versión Walt Disney, que los granotas (es decir, las ranas), apelativo con el que se conoce al Levante UD (por las ranas que había en las acequias que discurrían cabe el primer campo de fútbol, allá por El Cabañal), ganaron a los leones, o sea, los del Nervión (sin ranas).

Tras esta experiencia, ¿es de extrañar que se publicara poco después que la ciencia ha encontrado que las ranas han empezado a tener dientes?

Créditos:
Escudo del Levante U.D. tomado de su página de internet.

Alit lectio: Hoy toca cambio

«La gente decía que este libro estaba muy bien, y después de leerlo, la verdad es que coincido con ellos. Este libro es uno de los pocos que me han gustado durante este año.
Al principio del libro los mitos continúan la historia anterior, pero si leemos más se puede ver que son mitos sueltos, sin ninguna relación en lo que cuentan.
Describe a los dioses como todopoderosos, amables, clementes, responsables… pero también tienen una actitud egoísta y avariciosa, pues cogen lo que les da la gana, y sólo piensan, algunas veces, en ellos mismos.
Algunas de las muchas historias que se cuentan en las Metamorfosis ya las conocía, por ejemplo, la de Ícaro, pero la mayoría eran nuevas para mí.
Este libro es muy corto comparado con el original, ya que el original tiene 600 páginas aproximadamente. A mí me daría igual que para verano nos mandaran un libro de las mismas páginas, pues prefiero un libro largo que me guste, que un libro corto que no me guste.»

Créditos:
Opinión personal de mi hijo en el trabajo de 2º ESO de Lengua y Literatura, sobre las Metamorfosis de Ovidio.
Portada de Metamorfosis, de Ovidio, en la edición de Vicens Vives de la adaptación de la obra original realizada por Agustín Sánchez Aguilar con ilustaciones de Alan Lee.

sábado, 26 de mayo de 2012

Feo, fuerte y formal


Hace cinco años se conmemoró el primer centenario del nacimiento de Marion Robert/Mitchell Morrison, o sea, El Duque.

Las previsiones no son indio-ferentes

«En una de las tribus indias de las grandes praderas, fallece el anciano sabio encargado de las previsiones meteorológicas, siendo sustituido por el joven aprendiz, el cual, por desgracia, no había llegado a aprehender toda la sabiduría del anciano.

Aunque consigue pasar el verano con mayores o menores nervios, y sin ningún error digno de consideración, llegó el otoño y, con él, la pregunta que tanto temía:
- ¿Será muy frío este invierno?
- Dejadme un tiempo para que lo consulte.

Ni corto ni perezoso, se puso en contacto (discreto y secreto) con el Instituto de Meteorología de la Región, enterándose de que:
- Algo de frío sí esperamos que haga.

De acuerdo con ello, se dirige al Consejo de Ancianos y da la contestación que aguardaban:
- Mandad recoger leña, pues nos resultará necesaria para pasar las noches.

Al cabo de una semana, se pone en contacto nuevamente con el Instituto de Meteorología de la Región, para confirmar las previsiones:
- Sí, las previsiones indican una cierta intensidad del frío en este invierno.

Se dirige, pues, el aprendiz al Consejo de Ancianos, y les informa:
- ¡Oh, Ancianos! Ordenad una mayor recogida de leña, pues el invierno será más intenso.

Otra semana después, nueva consulta con el Instituto de Meteorología de la Región:
- Estamos revisando las previsiones, y todo apunta a un invierno muy intenso.

Tras ello, nueva advertencia al Consejo de Ancianos, para un mayor acopio de leña, incluso enviando partidas de guerreros a bosques lejanos.

Muy preocupado, el aprendiz insiste en preguntar diez días más tarde:
- Estamos convencidos de que éste será el invierno más crudo en muchos, muchos años.

Sumamente intrigado, el aprendiz, se atreve a preguntar:
- Pero, ¡cómo pueden decir eso? ¿Qué datos tienen para afirmarlo?

Y recibió una contundente respuesta:
- Señor, lo sabemos porque desde hace un mes, los indios no paran de recoger leña.»

Créditos:
Imagen de viñetas de El caso del bacalao, álbum publicado en 1970, con guión e ilustraciones de Francisco Ibáñez, tomada de la Edición Coleccionista Mortadelo y Filemón (volumen 18), publicada por Salvat en 2012.

viernes, 25 de mayo de 2012

Vade retro

El pasado domingo, como bien sabrán los viejos/veteranos del lugar, fue jueves.

Pero no un jueves cualquiera, sino uno de esos que relucen más que el Sol: fue la Ascensión. Y en Misa, claro, se leyó el Evangelio, en concreto, la conclusión del Evangelio según San Marcos:

Y les dijo: «Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y sea bautizado, se salvará; el que no crea, se condenará. Estos son los signos que acompañarán a los que crean: en mi nombre expulsarán demonios, hablarán en lenguas nuevas, agarrarán serpientes en sus manos y aunque beban veneno no les hará daño; impondrán las manos sobre los enfermos y se pondrán bien.»

El sacerdote explicó el texto a la luz de la Tradición de la Iglesia (esto es, no debe interpretarse literalmente), diciendo quiénes son los demonios internos que hay que expulsar; cómo nuestro comportamiento es una expresión o lengua nueva; el trato con los que, como serpientes, nos rodean; y cómo no nos afectarán y superaremos los venenos e insidias con que nos encontremos.

Sin embargo, sí dejó claro que no todo es metafórico:
Aprovechó para afirmar la existencia del Demonio, e informar de que en la Diócesis de Valencia hay un exorcista… que tiene más trabajo del que podamos imaginar.

Y es que nos hemos acostumbrado a que el buenismo inunde todo, incluso la Doctrina Divina, y lo desagradable, incómodo o molesto es algo que relegamos, como mera imaginación, por ejemplo, al cine.


Y no lo es. En Absoluto.

Créditos:
Transcripción del Evangelio según San Marcos (16, 15-18), tomada de la Nueva Biblia de Jerusalén, revisada y aumentada, editada en 1998 por Desclée De Brouwer.

De presencias vivas y otras ya pasadas

Hace tres semanas estuvimos en la Feria del Libro de Valencia









para unas firmas, y al día siguiente, para otras.

Aunque pudimos apreciar algo de la fauna cercana, conseguimos evitar otra, aunque estuviéramos cerca, por el día (fue el anterior) y el lugar (el edificio de la segunda foto, a la izquierda, es el Museo de Ciencias Naturales).

Museo que mantiene el estilo, pues, desde ayer, vuelve, en parte, a las andadas.

(Bueno, unos cuantos se han escapado hoy para ambientar la inauguración de la Feria del Libro de Madrid.)

Créditos:
Fotografías de las colas para la firma de libros de Blue Jeans y de Laura Gallego, en la reciente Feria del Libro de Valencia, del autor.

Con N de…

Ya he recordado cuál era la otra cosa para hoy:
La ausencia de luces en muchos de los que nos acompañan la existencia en España.

Problema que no se resolverá por mucho que se eleve la potencia de algún equipo musical.

Y es que el problema lo tenemos muy escrito… con ‘N’, con ‘N’ de ‘nada’, con ‘N’ de ‘necios’, con ‘N’ de ‘ni-ni’, con ‘N’ de ‘no’, con ‘N’ de ‘nulidad’.

Créditos:
Fotografía de una trapa de ‘Alunbrado’, en Valencia, hoy, del autor.

Porque el 25…

Impaciente estaba por que llegara este viernes, 25 de mayo, con grandes acontecimientos en Madrid, aunque no pueda participar en ellos.

Por un lado, se inaugura la Feria del Libro en Madrid.

Por otro lado, finaliza el plazo del Primer Concurso de Literatura Católica convocado por la Editorial Vita Brevis, lo que significa que pronto podremos leer en formato ‘editorial’ interesantes relatos de grandes personas.

Y en tercer lugar…, en tercer lugar… ¡Nada, que no consigo recordarlo! ¡No será nada importante! ¡Y eso que me empiezan a silbar los oídos!

Créditos:
Viñeta de Antonio Mingote, recogida en Antonio Mingote. Antología ABC.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Magnífico… patadón

Hace diez días finalizó la Liga de Fútbol de Primera División.

Y hace diez días, precisamente, se cumplió el aniversario del dibujo que publicó Antonio Mingote en ABC ese maravilloso año que fue 1961.
No sé cuál sería el resultado de comparar la calidad de los entonces jugadores de primera división con los rectores de Universidad, pero creo que quedan pocas dudas de que si la comparación se realizara hoy, ganarían los del balón a los magníficos.

Créditos:
Imagen de la viñeta de Antonio Mingote publicada en ABC el 13 de mayo de 1961, y ‘redifundida’ el 21 de abril de 2012.

martes, 22 de mayo de 2012

Prensa-dos

Esta pasada semana han venido revueltas las aguas en el sector de la prensa o, en general, de los medios de comunicación, debido, en correspondencia con el estado general de la nación, a su mala situación económica.

Así, mientras se anunciaba un ERE en el Grupo Intereconomía, Unión Editorial (El Mundo) perdía en este primer trimestre sus buenos diez millones de euros, con el consuelo para PRISA, que sólo perdía unos ocho, pero ya sufría viendo en números rojos a El País.

En resumen, que la prensa clásica las está pasando canutas, que se dice, pero tampoco se salva la radio, y así COPE negocia los sueldos como compensación para no afectar a los puestos de trabajo.

Lo curioso es el fluir de noticias (o no) sobre el Grupo Libertad Digital.

El lunes se publicaba que la economía de guerra que está aplicada en televisión, se iba a extender también a la radio.  La noticia no sentó bien en el Grupo, lo que supuso una carta de desmentido de la emisora firmada por Javier Somalo, que se publicó justo el mismo día en que se volvía a hablar de ellos a través de… los trabajadores del Grupo.

El caso, como vemos, es que la prensa está dando como puede bocanadas para recoger el poco aire que queda para el sector.

(Lo que no sé es qué bocanada necesita ((esRadio para que su propio director, al hablar de la nueva programación diga que se ya ha puesto en marcha con fecha del 1 de junio en una carta fechada… el 16 de mayo. Es que, ¿va a pasar algo el 1 de junio?)

lunes, 21 de mayo de 2012

Tuvo tiempo y ganas de hacerlo

Un anciano de cabellos canos se sentó en el puesto libre que había a su lado. El rostro del anciano tenía una palidez grisácea (…) El hombre pidió un plato de patatas hervidas, nada más, y se las comió con una fruición ceremoniosa después de esparcir una pizca de sal sobre ellas con la punta del cuchillo. Pero antes juntó sus dos manos para elevar una plegaria al Señor su Dios. (…)
- ¿Por qué reza antes de comer? –le preguntó Simon con sencillez.
- Rezo porque lo necesito –respondió el viejo.
- Pues me alegra haberlo visto rezar. Me interesaba saber solamente qué sentimiento podía impulsarle a ello.
- Aquí entran en juego muchos sentimientos, mi estimado joven. Usted, por ejemplo, seguro que no reza. Los jóvenes de hoy ya no tienen tiempo ni ganas de hacerlo. Lo comprendo. Al rezar yo no hago más que mantener una costumbre, porque me he habituado a ella y me sirve de consuelo.
- ¿Siempre ha sido usted pobre?
- Siempre.

Este párrafo de la novela Los hermanos Tanner, escrita por Robert Walser en 1907, y que se desarrolla en lugares no especificados de Suiza, me recordó, cuando lo leí el pasado domingo, algo del sábado, y que no sé si alguien ha comentado.

Me ha recordado lo primero que hizo Didier Drogba nada más convertirse en campeón de Europa, al convertir el tiro desde el punto de penalti.

En efecto: al menos un par de veces, se santiguó.

Créditos:
Extracto de la obra de Robert Walser, Los hermanos Tanner, según traducción de Juan José del Solar (Siruela, 2000), tomado de la primera edición de marzo de 2012 en DeBols!llo (pp-57-58).

Un gol por…

Como es suficientemente conocido, el pasado sábado tuvo lugar la final de la Champions League, en román paladino, Copa de Europa de Fútbol.

He recurrido al resumen del partido de TVE para obtener la imagen que sigue a continuación, en la que puede verse que, a pesar de que se jugara en Alemania, a pesar de que el equipo subcampeón fuera alemán, a pesar de que el equipo campeón fuera inglés...
la única bandera es la de España.

Sí, un gol por toda la escuadra.

Créditos:
Fotograma tomado del resumen del partido ofrecido por TVE.

Aun perdiendo, tablas

Hace diez días se cumplieron cinco años del décimo aniversario de un importante acontecimiento en el mundo del ajedrez: «El día que la máquina ganó a su dios».

De esta forma tan vehemente, ABC tituló la crónica con la que se recordaba los diez años del día en que “un superordenador de tonelada y media de peso, capaz de calcular hasta 200 millones de posiciones por segundo con ayuda de 256 procesadores”, fabricado por IBM y conocido como Deep Blue, finalizaba un curioso enfrentamiento con Garry Kasparov, conocido como El Ogro de Bakú.

El enfrentamiento tenía lugar en Nueva York, y el resultado era de una primera partida para Kasparov, una segunda para Deep Blue, y tres más en tablas. La novedad no fue, por tanto, el resultado, sino lo que parecía haber tras él.

Según dice Federico Marín Bellón en la antedicha crónica de ABC, ante la discutida apertura de Kasparov, “alguno quiso ver una maniobra de distracción del ruso, un ardid seguido de una fabulosa actuación para la galería, en la creencia de que la máquina, desprovista de intuición y con preferencia por comer piezas en lugar de pensar en bienes más espirituales, no sabría manejar una posición superior pero con desventaja material.

En cambio, en esa partida del 11 de mayo de 1997 que concluyó con la victoria de Deep Blue (nada novedosa), y con su triunfo en el enfrentamiento (cosa sí digna de reseñar), “lo cierto es que Deep Blue sacrificó un caballo a cambio de ataque”, acción por la que, lógicamente, “Kasparov acusó al ordenador de recibir ayuda humana”.

El sacrificio es una característica humana, pero también lo es la obsesión, y si bien Kasparov “exigió una revancha que nunca interesó a IBM”, no parece que haya vivido desde entonces aplastado por ello, lo que le ha salvado de ser un personaje literario.

Créditos:
Fotografía y textos tomados del artículo de ABC reseñado, del día 11 de mayo de 2007, de la hemeroteca del autor.
Imagen del desarrollo completo de la partida, con diagrama de la posición existente tras la séptima jugada, tomada de El País, también del día 11 de mayo de 2007, de la hemeroteca del autor.

domingo, 20 de mayo de 2012

Cuando la fantasía da alas a la memoria

Como el año pasado firmé dos libros por persona y aun así no dio tiempo de firmar a todos, este año será sólo un libro por lector.

Hace casi los mismos quince días, nos acercamos nuevamente, aunque esta vez por la mañana, a la Feria del Libro de Valencia. La excusa en realidad era un motivo: la firma de libros de Laura Gallego.

No sabía del comentario que ella había puesto en su página web (sobre lo del año pasado), aunque sí sabía de la limitación para este año pues la organización (firmaba en su caseta) había avisado sobre el particular.
De ahí que me presentara, además de con mi hijo, con dos libros, cada uno elegido por uno de mis hijos.
No es que se hicieran grandes (ni pequeñas) amistades en la cola (desde que entramos en el recinto de la Feria hasta el momento de la firma pasaron 70 minutos), pero sí dio tiempo para averiguar que había gente variada y de diversa procedencia (por ejemplo, justo los que estaban delante de nosotros habían venido de Castellón).

El escaso trato que permite este tipo de eventos sí trasladó la simpatía de la muchacha, que supongo se podría apreciar mucho mejor pocos días después en uno de los actos para colegios organizados por la Biblioteca Valenciana, pues ella era la autora invitada.

Por cierto, aviso para los madrileños: este año no podrá estar en la inmediata Feria del Libro de esa Villa.

Créditos:
Portadas y dedicatorias de Laura Gallego, en Memorias de Idhún I: La resistencia y Alas de fuego.
Fotografía de Laura Gallego García durante la firma de libros, el pasado sábado 5 de mayo, del autor.

Aunque breves, incluyen la eternidad

Si bien me enteré en su momento, se me ha pasado, hasta ahora, hacer referencia al Primer Concurso de Literatura Católica convocado por la Editorial Vita Brevis.

Y como se trata de un concurso de historia cortas, considerando el escaso tiempo que queda del plazo dado, no puedo añadir mucho más en la anotación, salvo decir que si alguien se quiere arrancar, aún está a tiempo.

Créditos:
Imagen del concurso, tomada de la anotación de correspondiente del blog Espada de doble filo, de Bruno Moreno Ramos, alojado en InfoCatólica.

sábado, 19 de mayo de 2012

Firmas de vaqueros

Hace quince días nos acercamos a la Feria del Libro de Valencia, pues Blue Jeans firmaba ejemplares de su trilogía de novelas sobre Paula.

Blue Jeans es el pseudónimo de Francisco de Paula Fernández, cuya trilogía, conocida como CPP, comienza con Canciones para Paula, sigue con ¿Sabes que te quiero? y con Cállame con un beso. No digo que finaliza, pues nos enteramos de que la trilogía pasa a ser tetralogía merced a un nuevo título que se llamará ¡Buenos días, princesa! (El cual, a quien interese, sale a la venta este próximo martes día 22).

El mozo, sevillano, por cierto, parecía disfrutar de la firma de libros, y eso que (casi) todo el mundo iba con la trilogía, con lo que me imagino que ya no sabría muy bien qué poner, aparte de lo que se cansara firmando.



Lo que yo no sé es si pudo hacer algo en la Feria al día siguiente, pues conforme anunciaban algunos autores para el sábado, mostraba su interés en poder estar con ellos (Laura Gallego y Santiago Posteguillo, al menos).

Tampoco sabría decir, por la ilusión que se le veía, quién era más adolescente, si él o las (prácticamente) integrantes que esperaban en cola.

Créditos:
Imágenes de los lomos de los ejemplares de la trilogía y de las dedicatorias.
Fotografía de Francisco de Paula Fernández (Blue Jeans) en la firma de los libros, del autor.

El futuro no está escrito…

… pero hay quien tiene un ojo…

Créditos:
Fotografía del local ocupado por una sucursal de CajaMadrid, actualmente Disponible, de ayer, 18 de mayo, del autor, en Valencia, en la calle República… Argentina.

viernes, 18 de mayo de 2012

Carpe Horatium

Quintus Horatius Flaccus, o sea, Horacio, fue un poeta latino, a caballo entre el final de la República y el inicio del Imperio, introductor de temas filosófico-literarios como el Beatus ille o el Carpe diem.

Acuérdate de conservar en los acontecimientos graves la mente serena.

Apresúrate siempre hacia la solución.

El placer que acompaña al trabajo pone en olvido a la fatiga.

El hombre avaricioso está lleno de temores, y quien vive con temor será siempre un siervo.

En los trances duros y lo mismo en la bonanza mantente siempre con ánimo sosegado.

Gobierna tu mente, o ella te gobernará a ti.

La conciencia es como un vaso, si no está limpio ensuciará todo lo que se eche en él.

La fortuna es como un vestido: muy holgado nos embaraza, muy estrecho nos oprime.

La justicia, aunque anda cojeando, rara vez deja de alcanzar al criminal en su carrera.

Quien mucho promete mina la confianza en él.

Fugit irreparabile tempos (El tiempo huye de modo irreparable).

Beatus ille (...) solutus omni fenore (Dichoso aquél […] libre de toda deuda).

Como se ve, en su obra se pueden encontrar frases o expresiones que muestran lo actual que él es, o bien, lo poco que ha cambiado la sociedad, aunque a veces, sí suena algo antiguo:
Dulce et decorum est pro patria mori (Dulce y honorable es morir por la patria).

Tal vez por eso, por ser demasiado actual, ha molestado a alguien, y se ha decidido terminar con Horacio. El problema es que el afectado es…


… el Horacio de Miami.

jueves, 17 de mayo de 2012

Justo a tiempo

¡Uf! Menos mal que tardo algo menos en llegar al trabajo.

Si no, llegaría con los deberes ya hechos, y entonces, ¿qué? ¡Vaya aburrimiento!

¡Y adiós productividad!

Bibliofauna

Como hace una semana se cumplieron dos, hoy se cumplen tres (semanas) de la inauguración de la edición de este año de la Feria del Libro de Valencia.

Se deduce de la anotación musical de hace una semana que este año no me he librado de ir a la Feria del Libro. En cambio, he tenido suerte y he conseguido librarme de lo más peligroso en una Feria, como la de Valencia, tan comprometidamente significada:
La fauna.

Me he limitado a poca cosa:
La fauna intempórea, la rara…
…y la normal.

(Sin aditivos peligrosos, como en Toledo.)

Créditos:
Portada y contraportada del folleto-guía editado con ocasión de la 43ª Feria del Libro de Valencia.
Fotografías de la veleta coronando el edificio, bajo, junto a la conocida como Alquería de Viveros; de la ‘mascota’ del Babalá Club, programa de Canal 9, y de un mirlo (negro, claro); las tres en el Parque de Viveros de Valencia en la mañana de este pasado 5 del 5, del autor.

Haciendo sitio para el futuro

Me he enterado de que hoy es un aniversario blanco: se cumplen 88 años de la inauguración del, entonces, nuevo campo de deportes del Real Madrid, que por encontrarse allá por la carretera de Chamartín, vino en llamarse así, Chamartín.

Hay que reconocer la visión de futuro del Club, irse tan lejos entonces, con lo que me imagino que los terrenos saldrían a un precio accesible, y qué bien centradito ha quedado desde hace unas décadas.

Otra ventaja que tenía disponer de tanto terreno alrededor es que pudieron preparar espacio para la sala de trofeos, vamos, digo yo.

(Lástima que no se pueda celebrar en unos días la décima, este año en que anteayer se cumplieron diez años de la novena.)

Créditos:
Fotografía del campo de Chamartín, pocos meses después de su inauguración, tomada de la página oficial del Real Madrid, C.F.
Fotografía del palmarés del equipo, a fecha de 21 de marzo de 2009, en el exterior del Estadio Santiago Bernabéu, del autor.

miércoles, 16 de mayo de 2012

En un país multicolor: Arrepentimiento y penitencia

Como (se suele decir,) es sabido que la mayor manifestación de los criterios y políticas de un Gobierno se realiza cuantitativamente en forma de presupuestos, y en el caso del Gobierno de la Nación, a través de la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Hace casi un par de meses me enteré, mediante la correspondiente publicación, allá por noviembre de 2000, en el Boletín de las Cortes Generales, de algunos aspectos de los recogidos en el Informe anual del Tribunal de Cuentas en relación con el ejercicio 1996. En concreto, lo siguiente:
Dentro de este ámbito [la principal normativa estatal reguladora, desde el punto de vista presupuestario y contable, de la actividad económico-financiera durante el ejercicio 1996] habría que destacar la Ley de Presupuestos Generales del Estado. Sin embargo, para el ejercicio 1996 no se produjo la promulgación del referido texto legal, circunstancia que motivó la aplicación de lo dispuesto en el artículo 134.4 de la Constitución y 56.1 del TRLGP [Texto Refundido de la Ley General Presupuestaria], quedando automáticamente prorrogados los Presupuestos del ejercicio anterior.

La prórroga tenía, entre otras consecuencias, las siguientes: “El contenido de la prórroga son las autorizaciones iniciales de gasto. Lo mismo sucede con la autorizaciones de endeudamiento.
Todo ello supone en la práctica, entre otras consecuencias, la congelación de las retribuciones y pensiones”; aunque en el Real Decreto-Ley 12/1995, de medidas urgentes en materia presupuestaria tributaria y financiera (en definitiva, los criterios para poder gestionar la prórroga), sí se estableció un incremento de las retribuciones del Sector Público y de las pensiones públicas.

Aun con los Presupuestos prorrogados, se aprobó la Ley 8/1996, de 15 de enero, de medidas urgentes para reparar los efectos producidos por la sequía, que conllevaba una importante repercusión económica para la que se tuvo que conceder créditos extraordinarios por importe de 5.000 millones de pesetas; así como el Real Decreto-Ley, de 1 de marzo (en las mismísimas vísperas de las elecciones legislativas), de medidas urgentes para reparar los daños causados por las inundaciones y temporales, por el que se concedían créditos extraordinarios por valor de 12.000 millones de pesetas.

Además de estas modificaciones ‘por causa de fuerza mayor’, el Real Decreto-Ley 1/1996, de 19 de enero, concedió, entre créditos extraordinarios y suplementarios, casi 810.000 millones de pesetas, para atender la actualización de retribuciones y otras obligaciones de personal activo, la financiación de la Sanidad pública, traspasos diversos de competencias, e incluso actuaciones inversoras en la cuenca del río Guadalquivir.

En este ambiente de prórroga, aun modificada, tuvo lugar el nombramiento del nuevo Gobierno como resultado de las elecciones celebradas a principios de marzo. De este modo, hace dieciséis años y diez días, se publicaban en el Boletín Oficial del Estado los Reales Decretos 760/1996 (por el que se venía en nombrar Vicepresidente Primero del Gobierno) y 762/1996 (por el que se venía en nombrar, entre otros, Ministro de la Presidencia); en ambos puestos del Gobierno, el nombrado fue don Francisco Álvarez-Cascos Fernández.

Sólo un mes después, el Real Decreto-Ley, de 7 de junio, de medidas urgentes de carácter fiscal y de fomento y liberalización de la actividad económica, permitía modificar “cuestiones sobre fomento de empleo y de beneficios fiscales en la sucesión de empresas familiares y viviendas habituales, así como a la actualización de balances de las empresas y a la tributación del ahorro en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas”, así como en materia de defensa de la competencia y de precios autorizados.

Un nuevo Real Decreto-Ley, el 12/1996, de 26 de julio, suponía la concesión de nuevos créditos extraordinarios, incluso, “para atender otras insuficienas presupuestarias de ejercicios anteriores a 1996.

Esta frenética experiencia es la que supongo que condujo al señor Álvarez-Cascos Fernández a manifestar este pasado 30 de enero lo siguiente:
El presupuesto es el libro de cabecera de un gobierno para la legislatura, sin presupuesto no hay programa de Gobierno (…) que todo Parlamento tiene la genuina responsabilidad de aprobar, y el Gobierno, la de ejecutar.

Por ello, ante el rechazo de los Presupuestos presentados por su Gobierno, y la necesidad, por tanto, de ejecutar unos Presupuestos prorrogados en tanto no se resolviera la situación, y, vista como digo, la experiencia pasada, el señor Álvarez-Cascos Fernández, profundamente arrepentido de no haber cuestionado en su día su nombramiento para un Gobierno que tendría que desarrollar unos Presupuestos prorrogados, y arrepentido de haber participado incluso muy activamente en ese Gobierno que llevó su osadía al extremo de realizar modificaciones a las condiciones de la prórroga para, así, introducir algunos aspectos de su propio programa político; como digo, profundamente arrepentido de haber obrado de este modo en el pasado, decidió no volver a caer en ese error, evitar la tentación de llegar a posibles acuerdos en un futuro con los que poder desarrollar su programa de Gobierno,… y convocó elecciones a las primeras de cambio.

Hace tres meses de ello, y por fin, parece que llega el momento en el que podrá cumplir la penitencia por esos errores del pasado remoto.

Bueno, él y la sociedad asturiana (en la cual, por cierto, las cuestiones sobre la pertinencia o no de elecciones, vienen de antiguo, aunque ahora no sabría decir bien quién es el oso).

Créditos:
Datos obtenidos del informe referido del Tribunal de Cuentas, cuyo enlace ahora no encuentro.
Fotografía de Francisco Álvarez-Cascos Fernández, durante su presencia en el programa Es la noche de César, de ((esRadio, en septiembre de 2011, tomada de Libertad Digital.

¿Libertad? ¿De qué, por qué, para quién?

La libertad, Sancho, es uno de los más preciados dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres.

Con estas palabras en boca de su personaje, bien pudiera ser que incluso don Miguel de Cervantes Saavedra diera pie al Ayuntamiento de su ciudad natal para que lo condenara al silencio y al exilio, solicitud de lo cual éste acaba aprobar en Pleno, en relación con el Obispo de Alcalá de Henares, Monseñor Juan Antonio Reig Pla, con la excusa de ciertas expresiones ‘debidamente’ tergiversadas de su homilia de este último Viernes Santo.

Estas demostraciones totalitarias ya ni siquiera son noticia en quienes las practican, y tal vez por eso, apenas se han hecho eco de ellas los medios de comunicación. Sólo InfoCatólica, además, con un artículo de su director, e Intereconomía, incluyendo un comunicado de HazteOír.

Como supongo que tampoco debe ser noticia que en esta ocasión el acuerdo se haya adoptado ante una propuesta, no de los comunistas, sino de Unión, Progreso y Democracia, es por lo que, entiendo, tampoco sea objeto de atención en Libertad Digital, al menos, todavía a estas horas.

(Aunque en esta ocasión intentan apartar al hombre, lo mismo no tardan en querer apartar el Libro, tras lo cual, históricamente, van muchos hombres. Así son los pogresistas.)

Actualización:
Recomiendo la anotación de elentir en la que se ha hecho eco de la noticia.

Créditos:
(Casi) inicio del Capítulo LVIII del Libro II de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes y Saavedra, tomado de la edición realizada por Editorial Planeta, con motivo del cuarto centenario de la publicación de la novela, según edición y notas de Martín de Riquer, ilustrada por Antonio Mingote (tomo 9, pág. 1.535).
Fotografía de Monseñor Reig Pla, tomada de la noticia de InfoCatólica.

lunes, 14 de mayo de 2012

¿Es-plicación?

Hace un par de semanas me llamó la atención la imagen que acompaña estas líneas, detalle de la portada de Libertad Digital correspondiente a la sección de Opinión destacando los artículos que así tienen a bien. La imagen en cuestión corresponde al pasado 29 de abril, domingo, a las 20:47. Una imagen similar se repitió al domingo siguiente, a las 20:49. Poco después, en ambos casos, la ventana se actualizó del modo que se puede ver a través de la hemeroteca del periódico.

De lo que me he dado cuenta este fin de semana es de otra cosa, también similar. Si observamos la portada de los distintos sábados, en la versión última, que es a la que se accede a través de la Hemeroteca del periódico -por ejemplo, la del 24 de marzo, víspera de las elecciones regionales en Andalucía y Asturias-, y las comparamos con la del 28 de abril y siguientes sábados, se llega a la conclusión de que son distintas… las características de la ventana de Opinión:

¿Dónde está el artículo-río de César Vidal?

¿Por qué ha tenido desde siempre los honores de portada, sin desaparecer en ningún momento, siendo relevado matemáticamente cada noche del domingo (salvo una vez, precisamente el día de las elecciones, en que el relevo llegó el lunes), hasta el sábado 28 de abril -y desde entonces, cada sábado también desaparece-?

Tal vez la explicación se deba a lo sucedido el 26 de abril.

Dentro de una larga e interesante entrevista en Jot Down de Fernando Olalquiaga a Federico Jiménez Losantos, se tiene en cierto momento:
P- ¿No le pega más a un liberal ser protestante? Es decir, ¿los Estados Unidos serían lo mismo si hubieran sido católicos en vez de protestantes?

R- Eso es discutible; los protestantes se dan mucho pote. Hay países protestantes que son una basura. Por ejemplo, en Brasil hay muchísimos millones de protestantes y salvo Kaká no he visto a nadie de fuste. Y a Kaká le estafó su jefe —protestante, por cierto— seis millones de dólares recientemente, y ha abandonado la secta. Quiero decir que no es cierto que las diferencias teológicas entre protestantismo y catolicismo sean tan importantes. Yo creo que ahora le preguntas a cualquiera que vaya a misa a un servicio protestante en qué consiste el misterio de la Santísima Trinidad y no sabe contestarte. Y no sabe si está a favor o en contra. La religión se ha vivido como dogma, como teoría, como teología, en otra época de una manera “a vida o muerte”. Ahora no es que no se viva “a vida o muerte” que me parece muy bien… salvo los islamistas, que esos es siempre “a muerte”. Contra los otros y ellos a vivir… bien es verdad que con las huríes…permanentemente vírgenes, que parece una incomodidad, y ya eso la convierte en una religión poco deseable. La religión ahora tiene un perfil mucho más difuso y hay buena parte de la religión, como pasó con mi generación, educados digamos en lo que se llamó nacional-catolicismo, que en la izquierda o en la derecha conservan los valores católicos: la humildad, el no abusar del débil, el ayudar al que no se puede valer… en fin, lo que es la caridad en un sentido amplio. Yo creo que el protestantismo tiene esa parte casi convertida en industria. Nadie da más dinero para los pobres de todo el mundo que los protestantes norteamericanos. Nadie ayuda más a la gente. Los protestantes tienen una fe mucho más clara, mucho más fuerte. Pero ya digo, como yo no la tengo… el liberalismo moderno no nace con los protestantes, que nunca lo fueron al principio. Nace en la Escuela de Salamanca con los teólogos católicos españoles, a quienes luego copia la Escuela Austríaca. Hay una frase maravillosa de Luis de Molina, el que teorizaba el regicidio, que decía que al príncipe cristiano que bastardea el valor de la moneda hay que matarlo. Hay que decirle primero que no lo haga y luego hay que matarlo, porque eso de devaluar —que es lo que hacía metiendo estaño en vez de plata— es robarles a los pobres en sus bolsillos. Y en cuanto al valor justo de las cosas —que siempre es la gran cuestión— decía Fray Tomás de Mercado —un gran pre-economista, teólogo, etc.— que el valor justo de las cosas depende de la participación de tantas personas (las que eligen, las que demandan, las que ofrecen, a cómo se cotiza, lo que cuesta el viaje, etc.) que sólo lo sabe Dios. Sólo Dios sabe el valor justo de las cosas. Los mortales tenemos que conformarnos con el precio del mercado.

Y si no es parte de la explicación, desde luego, coincide en el tiempo.

Y ya se sabe que las coincidencias… no existen.

Créditos:
Imagen de detalle del pantallazo de la portada de Libertad Digital del 29 de abril a las 20:47.

domingo, 13 de mayo de 2012

Abandonados a mirar, por no actuar

En época pasada, aunque no remota, el Mercado de Valencia tenía una leyenda, que corría como válida en todos sus establecimientos, donde jamás faltaban testigos dispuestos a dar fe de ella.
Al llegar el invierno, aparecía siempre en la plaza algún aragonés viejo llevando a la zaga un muchacho, como bestezuela asustada. Le habían arrancado a la monótona ocupación de cuidar las reses en el monte, y le conducían a Valencia para «hacer suerte», o, más bien, por librar a la familia de una boca insaciable, nunca ahíta de patatas y pan duro.
El flaco macho que los había conducido quedaba en la posada de Las Tres Coronas, esperando tomar la vuelta a las áridas montañas de Teruel; y el padre y el hijo, con traje de pana deslustrado en costuras y rodilleras y el pañuelo anudado a las sienes como una estrecha cinta, iban por las tiendas, de puerta en puerta, vergonzosos y encogidos, como si pidiesen limosna preguntando si necesitaban un criadico.
Cuando el muchacho encontraba acomodo, el padre se despedía de él con un par de besos y cuatro lagrimones, y en seguida iba por el macho para volver a casa, prometiendo escribir pasados unos meses; pero si en todas las tiendas recibían una negativa y era desechada la oferta del criadico, entonces se realizaba la leyenda inhumana, de cuya veracidad dudaban muchos.
Vagaban padre e hijo, aturdidos por el ruido de la venta, estrujados por los codazos de la muchedumbre, e insensiblemente, atraídos por una fuerza misteriosa, iban a detenerse en la escalinata de la Lonja, frente a la famosa fachada de los Santos Juanes. La original veleta, el famoso Pardalot, giraba majestuosamente.
- ¡Mia, chiquio, qué pájaro!... ¡Cómo se menea!... –decía el padre.
Y cuando el cerril retoño estaba más encantado en la contemplación de una maravilla nunca vista en el lugar, el autor de sus días se escurría entre el gentío, y al volver el muchacho en sí, ya el padre salía montado en el macho por la Puerta de Serranos, con la conciencia satisfecha de haber puesto al chico en el camino de la fortuna.
El muchacho berreaba y corría de un lado a otro llamando a su padre. «¡Otro a quien han engañado!», decían los dependientes desde sus mostradores, adivinando lo ocurrido; y nunca faltaba un comerciante generoso que, por ser de la tierra y recordando los principios de su carrera, tomase bajo su protección al abandonado y le metiese en su casa, aunque no le faltase criadico.
La miseria del lugar, la abundancia de hijos y, sobre todo, la cándida creencia de que en Valencia estaba la fortuna, justificaban en parte el cruel abandono de los hijos. Ir a Valencia era seguir el camino de la riqueza, y el nombre de la ciudad figuraba en todas las conversaciones de los pobres matrimonios aragoneses durante las noches de nieve, junto a los humeantes leños, sonando en sus oídos como el de un paraíso, donde las onzas y los duros rodaban por las calles, bastando agacharse para cogerlos.

De este modo nos cuenta Vicente Blasco Ibáñez en Arroz y tartana la leyenda del abandono de niños de las tierras pobres de Aragón en general, y de Teruel en particular, en medio de la bulliciosa y rica ciudad de Valencia, en la esperanza de que encontraran mayor fortuna que en su propio hogar.

Satisfechos de que de estas escenas ya sólo supiéramos leyendo páginas de nuestra literatura, a principios de año también leímos, pero esta vez en prensa, en InfoCatólica en concreto, que en Grecia estaban empezando a suceder casos similares:
“[Georgios Protópapas, director de Aldeas Infantiles SOS en Grecia] matiza que "los casos de abandonos de niños a las entradas de iglesias o en las maternidades es muy limitado".
En la mayoría de los casos se trata de familias depauperadas por la crisis que dejan a sus hijos en los centros de acogida durante una temporada, a la espera de que mejore la situación económica.

Sin embargo, esta matización de inicios de año ha pasado, tras el invierno, a ser una mayor realidad, como se pudo leer hace una semana en La Gaceta:
La crisis ha disparado el abandono de niños en Grecia. Cada vez son más padres los que dejan a sus hijos a las puertas de una ONG infantil por no tener recursos para darles de comer.
Desde la ONG Children Grecia aseguran que jamás han visto nada parecido. En el último año han tenido 380 solicitudes de padres que les han pedido que se hagan cargo de sus hijos. Un 300% más que hace un año.
En esta ONG han pasado de acoger a chicos problemáticos a pequeños cuyos padres en paro y sin recursos no puede ni alimentarles.

Está claro que sólo 380 casos no califican una población de once millones de personas. Pero es un síntoma, más aún, ante la posibilidad de que haya muchos casos más sin saber, anónimos como los del Pardalot de San Joan.

Por cierto, no sé dónde estaría la posada de la novela, pero es muy probable que el pobre padre, en su camino desde la Lonja hasta la entonces Puerta de Serranos pasara por delante de la Basílica de la Virgen de los Desamparados.

Créditos:
Fotografía de la iglesia de los Santos Juanes, a principios del siglo XX, con los toldos de los puestos del mercado antes de la construcción del Mercado Central, del archivo actual de Levante-El Mercantil Valenciano, tomada de Memoria Gráfica de Valencia, editada por fascículos en 1998 por el referido periódico (pág. 250).
Texto de Arroz y tartana, de Vicente Blasco Ibáñez, tomado de internet.