jueves, 31 de octubre de 2013

Un bosque de brujas y apariciones

¡Pues por esa ciencia que poseéis, como quiera que la hayáis adquirido, os conjuro a que me contestéis! Aunque tengáis que desatar los huracanes y lanzarlos contra las iglesias; aunque las espumosas olas confundan y traguen las embarcaciones; aunque se tiendan los trigos en cierne y se arranquen de cuajo los árboles; aunque los castillos se desplomen sobre las cabezas de sus guardianes; aunque los palacios y las pirámides junten su base con su cumbre; aunque ruede revuelto el tesoro de los gérmenes de la Naturaleza, hasta agotar la misma destrucción, respondedme a lo que os demande.

Ante un requerimiento tan vehemente, las brujas no pudieron sino obedecer a Macbeth, aunque en realidad, quienes dieron las respuestas fueron superiores suyos, conjurados por las tres brujas.

Come, high, or low;
Thyself, and office, deftly show.
(...)
Thunder. Third Apparition, a Child crowned with a tree in his hand.”
(...)

Macbeth shall never vanquish’d be, until
Great Birnam wood to high Dunsiname hill
Shall come against him.

Y así fue.

Créditos:
Extracto de la Escena Primera del Acto IV Macbeth, de William Shakespeare, según traducción de Luis Astrana Marín, editada en su día por Aguilar, y reeditada en 2007 en la colección de kiosco Grandes clásicos Aguilar, en el volumen I de las Obras completas de William Shakespeare (pág. 194), de la biblioteca del autor.
Extractos la Escena Primera del Acto IV Macbeth, de William Shakespeare, tomados de The Illustrated Stratford Shakespeare, publicado por Chacellor Press en 1982 (reimpresión de 1991) (pág. 790), de la biblioteca del autor.
Fotografía de la sombra de las ramas desnudas de unos árboles, ni avanzando ni del bosque de Birnam, sino quietos y del Jardín del Turia, en Valencia, en abril de 2010, del autor.

Hemos resuelto… felicitarlos

Conceder a las librerías que se citan a continuación el premio a la labor de los libreros en las modalidades siguientes:

Premio a la mejor librería tradicional en 2012.
Librería El Asilo del Libro.

Premio a la librería más innovadora en 2012.

Créditos:
Extracto de la Resolución publicada hoy en el DOCV.
Fotografía de la fachada de BiblioCafé, cuando la inauguración en septiembre de 2010, del autor.

T'ispiri il Signore un concento

Cuando el pensamiento vuela hacia praderas cercanas a otras riberas distintas de las habituales, suelen padecerse despistes.

En mi caso, el de recordar debidamente el bicentenario de Giuseppe Verdi, que fue este pasado día 10 de octubre, es decir, hace tres semanas.

Por tanto, ¿qué mejor que recurrir al tercer acto de su tercera ópera?


El coro de esclavos de Nabucco pronto devino en un canto patriótico italiano (era la época de la unificación italiana), pero de inmediato, fue un ruego cumplido: en efecto, el Señor inspiró a Verdi un magnífico concento.

Lo triste es que siga estando vigente el verso de “Oh mia patria sì bella e perduta!”, y no sólo en Italia.

Nota:
Para los poco habituados a la ópera, el bis no es por tratarse de la segunda escena, sino que ya es algo habitual ante la representación de este coro.

No hay color

En la anotación de hace unas dos semanas acerca de la superación de la velocidad del sonido, es posible que alguien de los que se percatara de una franja roja en la fotografía que la ilustraba, pudiera pensar que se trataba de la famosa «barrera del sonido», ya superada por el morro del avión de la fotografía.

Pues no, no se trataba de eso.

La franja que desluce la fotografía es un ejemplo de los problemas de la maquetación. Queda muy aparente una fotografía en gran tamaño, ocupando las dos páginas cuando se abre el periódico o el libro, pero lo que no se suele tener en cuenta es que la encuadernación suele fallar, de modo que el pliegue no se produce exactamente donde está previsto, con el resultado de que, o no se ve completa la foto, o se ve partida por lo que hay en el otro lado del pliegue.

En los libros de arte la cosa tiene más delito, porque para apreciar la imagen casi hay que desencuadernar el libro, ya que lo que ‘cae’ en la zona intermedia apenas si se ve.

Lo que no suele suceder, sin embargo, es que la imagen quede dividida, además de por el pliegue, por la forma de reproducción elegida:


una parte en color, y la otra en blanco y negro.

Créditos:
Imagen del montaje de la noticia Cecilia Bartoli, en el nombre de María, de Julio Bravo, publicada en ABC el 14 de septiembre de 2007, de la hemeroteca del autor.

Y ahora, ¿dónde los pongo?: Aunque la pregunta no es de ‘ahora’

Y es que hay libros que hace tiempo que llegaron, pero no han aparecido por aquí.










A pesar de la tardanza, no hay especial problema, pues tampoco puede decirse que las obras sean absolutas novedades.







Aunque en parte sí, pues aún no las he leído.








¡Ah! Aunque lo sea, yo no soy aquel excéntrico.

Créditos:
Cubiertas de los libros en cuestión.

Consejos para que la cosa vaya sobre ruedas

Uno de los problemas con que se puede enfrentar quien conduce un coche no es aparcar más o menos lejos del sitio al que se va (o de la acera), sino cambiar una rueda.

Lo primero y fundamental en este caso es… no tener prisa.


Luego, un tema interesante es el gato. Si careces de él, no sólo te quedas sin cambiar la rueda, sino que te pueden confundir con un espía.


Supongamos, más que nada por prolongar la anotación, que sí se dispone de gato, y que, además, uno ha sido capaz de encontrarlo, aunque se haya tenido que leer el manual del coche confiando en que pusiera dónde estaba escondido.

Bueno, pues también hay que tener cuidado con el gato (no porque arañe, pero algún pellizco sí te puedes llevar), y no entusiasmarse con él.


Naturalmente, lo anterior es una historieta de tebeo, porque lo habitual es haberse cansado girando la manivela del gato antes de que la rueda despegue lo suficiente del suelo.

Hago omisión de otros detalles del proceso, más que nada porque no los he localizado en las numerosas aventuras de Mortadelo y Filemón.

De este modo, consigo escribir la anotación en menos tiempo que el que me costó el otro día cambiar la rueda del coche.

¡Ah! Y eso que el tapacubos aún lo tengo en el maletero.

Créditos:
Viñetas de las aventuras de Mortadelo y Filemón, de Francisco Ibáñez, en los álbumes ¡La caza del caco! y La máquina de diez cerrojos, publicados ambos en 1971 por Editorial Bruguera, como nº 6 (pág. 40) y nº 11 (pág. 29), respectivamente, de su colección Ases del Humor, de la biblioteca del autor.

miércoles, 30 de octubre de 2013

Sombras… chinescas


Créditos:
Fotografía de las sombras proyectadas por unos platos y botellas (y de éstas) fabricados en gres porcelánico en la zona de Swatow, en el norte de la provincia china de Guandong, que formaban parte del cargamento del San Diego, «galeón de Manila», naufragado en diciembre de 1600 a resultas del combate entablado con buques holandeses ante Manila, en el Museo Naval de Madrid, en octubre de 2013, del autor.

Se encendió el piloto rojo y…

Una noche (…) salí de paseo con mi esposa. La noche era estrellada; le expliqué los signos del Zodíaco y le mostré Marte, brillante punto que ascendía al cenit y hacia el cual se dirigían tantos telescopios.
La noche era cálida. Un grupo de excursionistas, al volver de Chertsey o de Isleworth, pasaba cantando y tocando música. Se iluminaban las ventanas altas de las casas al acostarse las gentes. De la estación lejana nos llegaban los ruidos de los trenes al cambiar de línea, traqueteo, campanillazos y silbidos que, al suavizarse en la distancia, casi casi concertaban con la música de los excursionistas.
Todo parecía seguro y tranquilo.

La noche de domingo de tal día como hoy, pero hace 75 años, fue, en Estados Unidos, de todo menos segura y tranquila.

Howard Koch había preparado una adaptación de una novela de H.G. Wells para ser representada no en un teatro, sino como una dramatización en la radio por The Mercury Theatre on the Air, en el programa que cada domingo emitía la CBS.

La obra era La guerra de los mundos y el realismo que Orson Welles imprimió en la realización de la dramatización fue absoluto. Las consecuencias también lo fueron. Y Orson Welles y el programa de esa noche pasaron de la historia a la leyenda.


En este caso, también se ha planteado que el pánico no fue tan intenso ni extenso como se ha venido contando, y que, incluso pudiera haberse tratado de una exageración de la prensa escrita, ante el peligro que veía, para ella, en la radio.

Lo que permite concluir dos cosas:
- la primera es que, a pesar de todo lo bueno y excelente, los medios de comunicación no dejan de tener comportamientos peligrosos… para la misma sociedad.
- la segunda es que sigue siendo verdad aquello de El hombre que mató a Liberty Valance, en el sentido de que si la historia no aporta nada de provecho, imprimamos la leyenda.

(Por cierto, sigue estando vigente la reflexión sobre el grito de «¿Hay alguien ahí?» del último párrafo de la anotación de hace cuatro años.)

Créditos:
Extracto del final de la parte I del Libro Primero, La llegada de los marcianos, de La guerra de los mundos, de Herbert George Wells, según la edición de zero-zyx de marzo de 1979 en su colección Biblioteca «Promoción del Pueblo» (pág. 27), de la biblioteca del autor.
Imagen de Orson Welles durante la rueda de prensa que ofreció el 31 de octubre de 1938 para explicar la emisión, tomada de la noticia ABC.

Un piano que ha llegado lontano

Hace cinco días se cumplió un nuevo aniversario del estreno del Concierto para piano y orquesta nº 1 en si bemol menor, opus 23, de Pyotr IlyichTchaikovsky.


La versión del video, según la descripción en YouTube, es de Artur Rubinstein al piano, con la Orquesta Filarmónica de Boston, dirigida por Erich Leinsdorf, a mediados de los ’60 del pasado siglo.

De este modo, tenemos tres coincidencias:
- la orquesta es de la ciudad donde, aun siendo el autor ruso, tuvo lugar el estreno de la obra.
- al piano se encuentra un Rubinstein (Artur), cuando la obra se compuso inicialmente pensada para su interpretación por otro Rubinstein (Nikolái Grigoryevich). Eso sí, no eran parientes: aquél, polaco; éste, ruso.

La tercera coincidencia, hablando de música, sólo puede ser matemática:
El estreno fue en 1875, es decir, hace 138 años. Y hace 75 años, es decir, en 1938, tuvo lugar el mayor éxito del The Mercury Theatre on the Air, cuyo programa radiofónico tenía como sintonía el inicio de este concierto.

(En resumen, como vemos, esta anotación es otra marcianada mía.)

martes, 29 de octubre de 2013

González va a Más

Porque el sistema es tan perverso que aunque tú recaudes más, la parte que realmente se dedica a la distribución o a la financiación directa de tus servicios no puede superar el 25% de ese incremento; el 75% va, como decimos nosotros, a la centrifugadora, y lo que va es a financiar fundamentalmente a los demás.

Todo se contagia, menos la hermosura, dicen (sobre todo si no se tiene): «España nos roba», pero con acento de Chamberí.

Créditos:
Extracto de lo manifestado por Ignacio González, Presidente de Gobierno de la Comunidad de Madrid, tomado de La Mañana de COPE, en su tramo de 7 a 8 de hoy, día 29 de octubre (min. 15:08).

lunes, 28 de octubre de 2013

Vamos de bautizos

El pasado miércoles día 23 fue bautizado el hijo de los Duques de Cambridge con el nombre de Jorge Alejandro Luis; Jorge, para el futuro y para entendernos. Y hubo las correspondientes fotos, de las que destaca una.

Por primera vez desde 1894, una soberana de la Casa Windsor ha posado junto con tres herederos directos al trono, proyectando con una sola imagen una continuidad histórica que ni siquiera mil proclamas monárquicas podrían garantizar. (…) El bautizo del primer hijo de los duques de Cambridge ha ofrecido a la monarquía británica una valiosa oportunidad fotográfica, llena de significado histórico.
En la imagen, la Reina Isabel II posa en Clarence House, residencia oficial del Príncipe de Gales, con su hijo Carlos, que cumplirá 65 años el mes que viene, su nieto el príncipe Guillermo (31 años) y el pequeño Jorge, nacido en Londres el pasado 22 de julio, que fue bautizado ayer en la capilla real del Palacio de St. James.

Lo de la “continuidad histórica” queda muy bien, pero aunque sea verdad, no es exactamente verdad en relación con la Casa de Windsor.

Y es que, formalmente hablando, la Casa de Windsor sólo existe desde el 17 de julio de 1917, cuando la casa reinante entonces en el Reino Unido fue re-bautizada por el padre del tatarabuelo del ahora bautizado, los tres de nombre Jorge. Y el motivo que impulsó a Jorge V a hacerlo fue… que estaban en guerra contra Alemania (la Gran Guerra, luego conocida como la I Primera Guerra Mundial), cuna de la Casa Real británica, pues era la Casa de Sajonia-Coburgo-Gotha.

Sin embargo, tampoco ésta era la Casa de la Reina Victoria. Esta casa entró a reinar en el Reino Unido pues es a la que pertenecía el Principe Alberto, Principe Consorte del Reino Unido por su matrimonio con la Reina Victoria.

Lo curioso del caso es que la Casa a la que pertenecía por familia la Reina Victoria… tampoco era británica, sino también alemana. Se trata de la Casa de Hannover, que, tras la muerte de la Reina Ana, sucedió a los Estuardos merced a historias que no vienen al caso ahora.

Otra cosa curiosa es que, aunque el actual tercer heredero a la Corona británica tiene, podría decirse, un nombre típicamente británico (Jorge), el primer rey con ese nombre no era inglés, sino alemán: Jorge I, con el que se instauró la antedicha Casa de Hannover.

Y por último, coincidencia o no, cuando llega la Casa de Hannover como extranjera al trono de Inglaterra y Escocia es precisamente el mismo año en que consolida el trono, habiendo llegado también como extranjera, la Casa de Borbón a España: 1714.

¡Ah! Por cierto, la famosa foto de la Reina Victoria es la que acompaña estas líneas.

Créditos:
Extractos de la noticia publicada en ABC el viernes día 25 de octubre de 2013.
Fotografía de la Reina Victoria, con su hijo el Príncipe de Gales (futuro Eduardo VII), su nieto (futuro Jorge V) y su bisnieto (futuro Eduardo VIII), tomada de un artículo de la BBC.

domingo, 27 de octubre de 2013

España es diferente

Lo tradicional ante una manifestación siempre ha sido la disparidad en cuanto a la cifra de asistentes.

Hoy no.

Una marea humana arropa a las víctimas y critica el fin de la doctrina Parot
Miles de personas han vuelto hoy a manifestarse a la Plaza de Colón para acompañar a las víctimas del terrorismo y manifestar un enérgico rechazo al fin de la doctrina Parot.

Miles de personas reclaman 'justicia' contra la anulación de la 'doctrina Parot'
Miles de personas han protestado en la Plaza de Colón de Madrid contra la sentencia del Tribunal de Estrasburgo que anula la doctrina Parot en el acto convocado por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT). Su reclamación es de "justicia, no de venganza".

Otra vez las víctimas tienen que tomar la calle para pedir justicia
Una gran parte de la sociedad española se ha sumado a esta concentración, que no es contra ningún partido ni contra el Gobierno. Es solamente para decir, a quienes tienen la responsabilidad de decidir, que la sociedad española no va a consentir ni una cesión más a los criminales y que existen herramientas jurídicas, como se ha demostrado en otros países, para no acatar una decisión injusta de un tribunal como el de Estrasburgo.

Gritos contra Estrasburgo y el Gobierno
Clamor por la Justicia y contra las cesiones a ETA
Ante una plaza de Colón abarrotada, se celebró el acto organizado por la Asociación de Víctimas del Terrorismo. (…)
La presidenta de la AVT ha querido recordar que no están dispuestos "a pasar página", las víctimas "no somos equiparables a los asesinos". (…)
Las víctimas "hemos confiado en el Estado de derecho, en las instituciones, en la aplicación de la ley, y sólo le pedimos una cosa al Gobierno, la aplicación de la justicia completa y con mayúsculas, que no se arruguen, que actúen con decisión y que los asesinos no paguen ni un día menos por sus crímenes".

El caso es que, ahora, ni siquiera se sabe bien sobré qué son las manifestaciones.

Como dice hoy David Gistau en su columna de ABC:
Hay una tristeza errática en la idea de manifestarse sin saber muy bien contra quién. Es como exigir explicaciones a un fenómeno meteorológico. Éste parece ser el problema de la convocatoria del domingo. (…)
Rajoy dejó a los convocantes llenos de dudas acerca de contra quién van a manifestarse.

Sin embargo, sí hay quien tiene muy claro el motivo por el que se ha adherido a la manifestación de hoy:

Alcaraz: "La manifestación tiene que ser contra el Gobierno"
De este modo, [Francisco José Alcaraz , presidente de Voces contra el Terrorismo] ha expresado cómo debe ser a su juicio la manifestación del domingo. "El mensaje no va a ser contra Estrasburgo. Vamos a ser claros, es contra la política antiterrorista del Gobierno". Sin embargo, dijo que aún "no sabemos cuáles son los fines de la manifestación a la que nos hemos sumado". "Querían unidad y ahí la tienen, pero lo importante es el mensaje", sentenció.

Fuera cual fuera el motivo de la manifestación.

Créditos:
Titulares y/o extractos de las noticias publicadas en ABC, El Mundo, La Gaceta y Libertad Digital.
Extracto de la columna de David Gistau de hoy en ABC.
Titular y extracto de la noticia publicada el pasado día 22 en Libertad Digital.

¿Alegría en la verdad?

Edipo.– ¿Acaso crees que puedes seguir hablando con esa alegría?
Tiresias.– Sí, mientras haya fuerza en la verdad.

Créditos:
Extracto de Edipo Rey, de Sófocles, en edición y traducción de Jorge Cano Cuenca, publicada por Cátedra, como número 25 de su colección Cátedra Base (6ª edición, de julio de 2013), (pág. 38), de la biblioteca de la hija del autor.

¡Quiquiriquí!

El cambio del horario de verano al de invierno de hace 25 años me pilló con unos amigos pasando unos días de finales de septiembre en París.

Lógicamente, estábamos para todo menos para recordar un detalle tan nimio, con el resultado de que ese domingo aparecimos por la cafetería de donde nos alojamos con ganas de desayunar… y quedándonos con las ganas durante una hora. También hay que decir que no fuimos los únicos (al menos un francófono también picó).

Se ve que, a pesar de estar en plena Francia, no conseguimos coordinarnos con el correspondiente gallo, problema que posiblemente sí resolvieran en cierta granja española muchos años antes.


(Lo que me lleva a preguntarme desde cuándo se realiza el cambio de horario, pero… ¡ahora no son horas!)

Créditos:
Viñeta de Xaudaró, publicada en Blanco y Negro, tomada del tomo III de la colección Chistes de Xaudaró, publicado por Prensa Española, sin fecha, de la biblioteca del autor.

sábado, 26 de octubre de 2013

¿Autoridad con poder, o tan sólo poder autorizado?

Hace ya tiempo que Esperanza Aguirre fue la primera (creo) en propugnar para los docentes la consideración de «Autoridad».

Hace, por tanto, el mismo tiempo, menos un poco, que tengo pendiente una anotación para manifestar mi oposición a tal consideración, así, sin mayores condiciones (que no recuerdo que ella expusiera en su momento, ni después).

Esperanza Aguirre parece que ya no está en plena actividad política, pero el problema de la enseñanza sigue plenamente activo, por lo que la actualidad de esta semana que acaba me sirve para publicar la anotación.

El motivo de mi oposición a dicho reconocimiento como «Autoridad» de los docentes, así en general y por definición, es que, en general, se trata, ahora y en España, de una «contradictio in terminis»: la inmensa mayoría de los docentes vienen de los polvos logsianos, y por tanto, con los lodos «anti-autoridad». Difícilmente, pues, van a poder asumir dicha función, para la cual, además, en ningún momento fueron preparados.

Es más, consecuencia de ese mayoritario posicionamiento ideológico, el uso que previsiblemente se acabaría haciendo de la «Autoridad» no sería el de la Auctorĭtas sino el de la Potestas, resultando peor el remedio que la enfermedad.

Naturalmente, a lo expuesto se pueden poner objeciones, pero esperen un poco, y háganlo después, no de la publicidad, sino del resumen de prensa sobre la huelga del jueves (tal vez con los mismos resultados académicos que el año pasado en Valencia), la decisión de no aplicar la Ley por parte de la… Autoridad, y la situación en Baleares porque actúan con Potestas, es decir, porque pueden (y les dejan).

La salida: un suceso con éxito

«EN CASO DE EMERGENCIA:
(…)
No corra ni grite»

En los carteles informativos que se exponen en los locales de pública concurrencia, en relación con qué hacer (y no hacer) en caso de emergencia, mostrando las rutas de evacuación y salida, y todo eso, una de las indicaciones que siempre está es la de no correr.


Entonces, ¿por qué SIEMPRE el muñequito del cartelito que nos indica la ruta de salida está dibujado CORRIENDO?

Nota:
Creo que algún falso amigo me ha liado con la traducción al inglés del título de esta anotación, pero espero que no haya interferido el runrún de la misma.

Créditos:
Fotografía de un cartel indicando la ruta de evacuación, en el Aeropuerto de El Altet, en julio de 2013, del autor.

viernes, 25 de octubre de 2013

¡Agua va!

No, no se trata de recordar el Motín de Esquilache, sino algo (también) propio del momento, como es la lluvia otoñal. Aunque sea en Madrid.


Como podemos ver en la gráfica de la actual AEMET, hoy ha llovido en Madrid, sobre todo, coincidiendo con el inicio de la jornada laboral normal.

Y claro, multitud de atascos que te crío.

Pero al menos, hasta donde sé, la lluvia no ha llegado al extremo de hacer necesario el útil que vi en un balcón madrileño hace un par de semanas.


Créditos:
Imagen de la gráfica de precipitación en la estación meteorológica de Madrid, entre las siete de la tarde de ayer y las de hoy, tomada de la página de internet de AEMET.
Fotografía de un salvavidas en un balcón de Madrid, este octubre, del autor.

Po’ la kalidá

Estas acciones se suman a las que se han desarrollado durante la mañana, cuando grupos de jóvenes se han desplazado al interior del campus de Vera de la UPV [Universidad Politécnica de Valencia], donde han tumbado varios contenedores e incluso han llegado a quemar seis, lo que ha precisado de la intervención de los bomberos. Los piquetes también han irrumpido en clases, lo que ha derivado en algunos momentos tensos tensos con enfrentamientos entre piquetes y alumnos. Además, han disparado alarmas antiincendios y se han producido forcejeos con vigilantes de seguridad, llegando a producirse alguna agresión al tirar a un profesional de la moto cuando afeaba la actitud del piquete.


Ayer hubo convocada una huelga en la enseñanza y diversas manifestaciones.

Reclamaban una mayor calidad en la enseñanza.

Y en parte la consiguieron: con su ausencia en las aulas, la calidad se disparó casi al infinito.

En las aulas; en la calle fue otra cosa.

Créditos:
Extracto de la noticia publicada en Las Provincias, ayer, en su página de internet.
Fotografía tomada del twitter de Esther_VLC, a través del de Isaac Jiménez.

jueves, 24 de octubre de 2013

Zum Geburtstag viel Glück

Hace tres años nueve meses y dos días, pudimos disfrutar de un concierto de la Orquesta Filarmónica de Berlín, en su sede de Berlín.

Y hace tantos días como sinfonías compuso y estrenó Beethoven, dicha sede cumplió cincuenta años.


(Espero no tener que esperar otros tantos para disfrutar del siguiente concierto.)

Créditos:
Fotografía del edificio de la Berliner Philharmoniker, en Berlín, en enero de 2010, del autor.

Formas en el llamar

Dentro de una semana, hace años, tendríamos una eclosión de representaciones teatrales de una obra muy concreta; ahora, no. El teatro ya no es lo que era, y los hay que tienen que llamar a muchas puertas antes de atreverse, no ya a estrenar, sino a reponer títulos con gran éxito en su día.

Hablando de llamar a las puertas, uno de los momentos más recordados de la obra referida es cuando el criado del protagonista que da título a la obra, concreta la procedencia de cierto sonido cuanto menos incómodo:
Que esa aldabada postrera
ha sonado en la escalera.

Expresión que nos recuerda que en su época la forma habitual de llamar a las puertas era, omisión hecha del golpe directo del puño o de los nudillos sobre la hoja, mediante el uso de la aldaba, la cual podía presentar diversas formas, desde las más sencillas hasta las más elaboradas o barrocas.

En mi reciente viaje a Madrid he tenido oportunidad de ver numerosos ejemplos, de los que traigo algunos a esta anotación.

También, hablando de llamar, en la obra en cuestión es famoso el momento en que el protagonista clama:
Llamé al cielo, y no me oyó;
y pues sus puertas me cierra,…

Por ello, no está de más cerrar la anotación con ejemplos que seguro abrieron las puertas en muchos casos apurados. Naturalmente, me refiero a la Iglesia, en este caso, conventos.

Créditos:
Extractos del Acto Segundo de la Segunda Parte, y del Acto Cuarto de la Primera Parte, de la obra de teatro Don Juan Tenorio, de José Zorrilla, tomados de la décima edición (30 de junio de 1978) realizada por Espasa Calpe como número 180 de su colección Austral (pp. 129 y 103), de la biblioteca del autor.
Fotografías de las aldabas existentes en las puertas principales de las Reales Academias de Historia y de Bellas Artes de San Fernando, de la actual sede del Gobierno de la Comunidad Autónoma, y de los Conventos de las Descalzas (puertas laterales izquierda y derecha) y de la Encarnación, en Madrid, en octubre de 2013, del autor.

miércoles, 23 de octubre de 2013

Y ahora, ¿dónde los pongo?: En un estante cordial

Una de las ventajas que tiene acercarse por Madrid y coincidir con las amistades que allí (más o menos) residen es que es una oportunidad de dar las gracias.

También por los libros con que uno es regalado (incluso, con el detalle de, evaluando bien los problemas de espacio en el equipaje para el regreso, remitir el regalo por correo).

Lo dicho: muchísimas gracias.

Créditos:
Cubiertas de los libros en cuestión.

Doblar el cuello

El pasado sábado se informó de un desgraciado accidente de tráfico, como resultado del cual falleció una jirafa.


En realidad, a la jirafa le practicaron la eutanasia, “ante la gravedad de las heridas

Como ya comenté en otra ocasión, en mi época, a eso se le llamaba «sacrificar» al pobre animal, y que ahora, se ve que gracias a los derechos correspondientes, a los animales se les practica la «eutanasia».

La conclusión es que, en realidad, con este uso del lenguaje lo que se busca es sacrificar a los seres humanos.

Créditos:
Detalle de la captura de pantalla de la noticia en cuestión, publicada por ABC el sábado 19 de agosto de 2013.

Unos comentarios… ya nublados

Seríamos demasiados felices, hijo mío, si jamás tuviéramos que obligar y conceder gracias. Pero Dios mismo, cuya bondad no tiene límites, no siempre tiene que recompensar y algunas veces se ve obligado a castigar. (…) Exterminar los homicidas y los malhechores no es derramar sangre de nuestros súbditos, sino más bien economizarla y conservarla: es conmoverse de compasión, más por un número infinito de inocentes que por un pequeño número de culpables. La indulgencia ante estos desgraciados particulares sería una crueldad universal y pública.

Todo el mundo conviene, hijo mío, en que no hay nada menos honorable que desdecirse de lo que se había anticipado.

Créditos:
Extractos de Memorias sobre el arte de gobernar, de Luis XIV, escritos dirigidos a su hijo Luis, el Gran Delfín, según traducción de Manuel Granell, tomados de la segunda edición, de 30 de septiembre de 1947, de la selección realizado por él mismo, y publicada por Espasa-Calpe Argentina, como número 705 de su colección Austral (pp. 75-76 y 81), de la biblioteca del autor.

martes, 22 de octubre de 2013

Como es de Ley

Hace diez días, la Guardia Civil fue quien concitó más aplausos a su paso.


Créditos:
Fotografía de una compañía de la Guardia Civil, formada, en descanso, en los momentos previos del Desfile por la Fiesta Nacional, en Madrid, el pasado 12 de octubre, del autor.

No es lo mismo...

... la Luna iluminando la estela de un avión…


… que una estelada iluminada y lunática.

Créditos:
Fotografía de esta mañana, en Valencia, del autor.

Y ahora, ¿dónde los pongo?: Renacidos a nuevas lecturas

Como ya se ha dicho, hace unos días dejé varios huecos en la librería El Renacimiento, en Madrid.

El primero se corresponde con una descripción del mismo Madrid, obra de un hispanista francés, mientras que el segundo también venía de Francia, pero es relativo a las Cruzadas.



Y, como en la Feria de Otoño, también apareció la colección Austral (aunque con una sobrecubierta de menos).





¡Ah! Y don Gregorio Marañón.

Créditos:
Imágenes de las cubiertas y sobrecubiertas de los libros en cuestión.

lunes, 21 de octubre de 2013

Deber el deber

A ball fired from her mizentop [del buque francés Redoutable], which, in the then situation of the two vessels, was not more than fifteen yards from that part of the deck where he [Almirante Horacio Nelson] was standing, struck the epaulette on his left shoulder, about a quarter after one, just in the heat of action. He fell upon his face, on the spot which was covered with his poor secretary's blood. Hardy, who was a few steps from him, turning round, saw three men raising him up.–«They have done for me at last, Hardy!» said he.–«I hope not!» cried Hardy.–«Yes!» he replied; «my back-bone is shot through.»


Presently, calling Hardy back, he said to him in a low voice, «Don’t throw me overboard:» and he desired that he might be buried by his parents, unless it should please the king to order otherwise. Then reverting to private feelings: «Take care of my dear Lady Hamilton, Hardy: take care of poor Lady Hamilton. –Kiss me, Hardy.» said he. Hardy knelt down and kissed his cheek: and Nelson said, «Now I am satisfied. Thank God, I have done my duty.» Hardy stood over him in silence for a moment or two, then knelt again, and kissed his forehead. «Who is that?» said Nelson; and being informed, he replied, «God bless you, Hardy.» And Hardy then left him–for ever.
(...) He said to the chaplain: «Doctor, I have not been a great sinner:» and after a short pause, «Remember that I leave Lady Hamilton, and my daughter Horatia, as a legacy to my country.» His articulation now became difficult; but he was distinctly heard to say, «Thank God, I have done my duty!» These words he repeatedly pronounced; and they were the last words which he uttered. He expired at thirty minutes after four,–three hours and a quarter after he had received his wound.

En los libros de historia suelen quedar reflejados los nombres, actos y palabras de pocas personas, y de menos aún, como es el caso de Nelson, se prodigan biografías. Los demás, sin los que los hechos históricos no hubieran tenido lugar, quedan, en el mejor de los casos, en los archivos, y, con más suerte aún, hasta pueden ser identificados.

Con nombre conocido o sencillamente anónimos, una gran mayoría, especialmente de éstos últimos, «cumplieron su deber».

Por eso, resulta más impresionante el balance realizado por el entonces Mayor General de la Armada don Antonio de Escaño y García de Cáceres, segundo jefe de la escuadra española en la “acción del día 21 de octubre”, de los muertos y heridos habidos en los quince buques españoles.

En tres de ellos (el San Agustín, el San Juan [Nepomuceno] y el Argonauta) el balance es, lacónicamente, un “se ignora”.

Poco más de dos siglos después, lamentablemente, también podemos decir que “se ignora” cuántos de los que pueden, de momento, figurar en futuros libros de historia, están «cumpliendo su deber».

Créditos:
Extractos del capítulo IX (que figura en el segundo volumen) de The life of Nelson, obra de Robert Southey, tomados de la segunda edición realizada en Londres, por John Murray, en 1814 (pp. 262-263, 267-269), de la biblioteca del autor.
Fotografía de Combate de Trafalgar, óleo sobre lienzo de 1870 de Rafael Monleón y Torres, en el Museo Naval, en Madrid, en octubre de 2013, del autor.
Fotografía de la Noticia en guarismo de los muertos y heridos que ha tenido cada buque en la acción del 21 de octubre, según las que se han podido adquirir, manuscrita y firmada, en Cádiz el 5 de noviembre de 1805, por don Antonio de Escaño, en el Museo Naval, en Madrid, en octubre de 2013, del autor.

Y los hubo que siguieron enteros


Ayer se celebró en Valencia la XXIII Media Maratón.

Créditos:
Medias fotografías de la prueba durante su recorrido por el Paseo de la Alameda, en Valencia, ayer, del autor.

Y no sólo los muros

En el Madrid de los Austrias hay un barrio que han venido en llamar Barrio de las Letras, por ser históricamente donde residieron o con el que tuvieron alguna vinculación numerosos autores del Siglo de Oro y aun posteriores.

Una de sus calles es la de las Huertas, donde aprovecharon tras su última reurbanización, para estampar en el pavimento de la calzada famosas citas literarias de varios de dichos autores. Una de ellas, al lado de la calle con el nombre de él, de Quevedo.


Lo triste, además de la persistencia de la lectura política, es, sin siquiera salir de la calle literaria, la realidad de la lectura literal.


Créditos:
Fotografías de la cita de Quevedo, y de diversas deficiencias en el pavimento, todo en la calle de las Huertas, en Madrid, en octubre de 2013, del autor.

¡Lo he visto, lo he visto!

¡He visto al hombre invisible!


Créditos:
Fotografía del hombre invisible, en la Plaza de Oriente, ante el Palacio Real, en Madrid, en octubre de 2013, del autor.

domingo, 20 de octubre de 2013

Esperanza en renacer

Según me comentaron en la Feria de Otoño del Libro Viejo y Antiguo una de las librerías que estaban para cerrar era la Librería El Renacimiento, en la calle de las Huertas.

Al día siguiente, poco antes de comer, de regreso hacia el hotel, pude pasarme por ella, y visitarla.

Me atendió muy amablemente el propietario, quien me comentó que tras 34 años ya era hora de un descanso, aunque siempre se ve ese momento con pena. Sin embargo, aun habiendo tomado la decisión, la ilusión del día a día le absorbía de tal manera que todavía no había movido el tema del posible traspaso, aunque el tema sí era más o menos conocido en el mundillo.

Mundillo que, también me confirmó, aún seguía suficientemente vivo (no, ya no es lo que era hace veinte años, no), pero sí mejor que el conjunto de las librerías digamos ‘de nuevo’; al menos, el negocio permitía mantener una vida digna a una persona, y es que, en este caso, la ubicación ayuda mucho.

La librería, en lo que yo vi, consta de dos pequeñas salas, acordes en tamaño con lo que anuncia la puerta de entrada: una primera, que acoge al visitante, y una segunda, a continuación, tras un hueco sin puerta. En ambos casos, las estanterías, como toca, hasta el techo, que alto, lo es un rato.

En las pausas de la conversación, yo ojeaba los estantes hasta donde alcanzaba nítidamente a ver, zona que también quedaba al alcance de mis manos, por lo que al final acabé generando algunos huecos en los anaqueles.

Con la llegada de otro cliente, acabé mi visita, confiando en que la próxima vez que me acerque por ahí pueda, nuevamente, entrar, saludar y salir con otros libros.

Créditos:
Fotografía de la fachada de la Librería El Renacimiento, en la calle de las Huertas, en Madrid, en octubre de 2013, del autor.

(Ser) Luz entre las sombras


Créditos:
Fotografía en el Paseo del Prado, en Madrid, en la mañana del pasado viernes día 11 de octubre, del autor.

La misión es… hablar

Cuando se mira de cerca, se ve que el proselitismo, que parece tan natural, no es más que una idea sobrevenida, tras la de la igualdad de los hombres; no es consustancial al hombre. Es el cristianismo el que la ha traído al mundo. Tomada de él por los mahometanos.
El proselitismo no nace únicamente de la sinceridad de la creencia, sino de las ideas de la igualdad entre los hombres y la unidad, por encima de todo, del género humano.

Hace unas semanas hubo cierta polémica sobre una frases del Papa Francisco acerca del proselitismo, frases que ya venían de antes.

Como podemos ver, la percepción de la palabra «proselitismo» ha cambiado en estos casi dos siglos transcurridos, con la consiguiente confusión para quien se limita a entender las palabras según su significado real, etimológico e histórico.

Hoy se celebra en la Iglesia Católica la Jornada Misionera Mundial, o Jornada Mundial de las Misiones, o Domingo Mundial de las Misiones,… vamos, el DOMUND. En definitiva, cumplir con la misión que nos fue dada en el Evangelio:

«Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación.»

(Claro que, por lo que se ve, habrá que ponerse de acuerdo en qué significa cada palabra, pues si no, difícilmente se podrá proclamar nada con éxito.)

Créditos:
Extracto del capítulo II El hinduismo, de la obra Sobre las religiones, edición de Lean-Louis Benoît recopilatoria de diversos textos de Alexis de Tocqueville, publicada por Encuentro (pág. 74), de la biblioteca del autor.
Extracto del Evangelio según San Marcos (16, 15), tomado de la Nueva Biblia de Jerusalén, revisada y aumentada, editada en 1998 por Desclée De Brouwer.

viernes, 18 de octubre de 2013

Fortius, bastante altius y… muy muy citius

Tras la II Guerra Mundial, uno de los campos tecnológicos donde, por intereses militares, desgraciadamente, más se investigó fue el de la navegación aérea, en concreto, el correspondiente a los vuelos a alta velocidad.

En 1947, Charles Chuck Yeager conseguía superar, por primera vez en la historia del hombre, la velocidad del sonido.


(En realidad, la efemérides fue el pasado lunes, día 14, pero hasta ahora no me han llegado los fuertes ecos, sonoros, claro, de la noticia.)

Créditos:
Imagen de la doble página publicada en Magazine, suplemento dominical de El Mundo, el 26 de agosto de 2007, de la hemeroteca del autor.

jueves, 17 de octubre de 2013

Una traducción con diferente métrica

En varias estaciones del Metro de Madrid, aunque según de qué línea se trate, al acercarse el convoy a ellas, se puede escuchar el aviso de megafonía que dice:
«Atención: estación en curva. Al salir, tenga cuidado de no introducir el pie entre el coche y el andén.»


Eso también sucede, por ejemplo, en el Metro de Londres, y también en él avisan de ello, aunque, claro, traducido al inglés, lo que suena, más o menos, así:
«Mind the gap»

Lo que demuestra una vez más el peligro de las traducciones literales.

(Por cierto, hoy se cumplen 94 años de la inauguración del Metropolitano de Madrid por el rey Alfonso XIII. Por esas cosas de la vida, la primera línea con la que se inauguraba el Metro, en el tramo Cuatro Caminos-Sol, es la Línea ... 1.)

Créditos:
Detalle de la fotografía de la cancela en uno de los accesos a la estación de Plaza de España, en la línea… 3, en octubre de 2013, del autor.